Intercede 2020

La transformación dual
de la oración

Enero-Febrero

De igual manera que nosotros intercedemos por los mu-sulmanes, nosotros, usualmente, estamos profundamente conscientes de las barreras que ellos enfrentan al aceptar a Cristo. Los musulmanes necesitan navegar a través de muchos estratos de religión, cultura y relaciones familiares, que a me-nudo, parece un muro impenetrable para ser atravesado. Sin embargo, como seguidores de Cristo, podemos ser renuentes para examinar nuestro corazón o, mejor aún, permitir al Espí-ritu escudriñar nuestro corazón para identificar cualquier ba-rrera que permanezca dentro de nosotros contra los musulma-nes. 

Reflexionando sobre las raíces judías del Ramadán

Marzo-Abril

“¿El perdón de pecados? ¡Amo esa idea!” exclamó Ah-med cuando sentados disfrutábamos nuestra comida en un pequeño restaurante del medio oriente. Habíamos estado ha-blando del Ramadán, un mes destinado para ayunar en conme-moración de las primeras revelaciones de Alá a Mahoma.

Tierras que Dios no olvidará: Los países de la Unión Soviética de Asia Central 

Mayo-Junio

La persecución de los cristianos en los antiguos países de la Unión Soviética en el Asia Central es, por supuesto, una mala noticia. Pero irónicamente, también es una buena noticia porque es evidencia de que existe un pueblo que, en un número creciente, acepta el Evangelio de Jesucristo y fielmente le sigue.

Espiritualmente incompatible

Julio-Agosto

El equipo de la Iniciativa Global viaja en los Estados Unidos e internacionalmente para entrenar y equipar a los cristianos con el propósito de alcanzar en amor al pueblo musulmán en cualquier lugar que vivan. Invariablemente, donde quiera que vamos, los padres preocupados u otros miembros de la familia en la congregación se acercan a nosotros y dicen: “Mi hija (o hermana, sobrina, nieta, tía, compañera de trabajo, amiga) está saliendo con un musulmán y ellos están planeando casarse ¿Qué debo decirle?”

Una iglesia de milagros en la ciudad de Nueva York

Septiembre-Octubre

Desde la década de los ochenta, uno de los cambios demográficos en los Estados Unidos ha sido la llegada de emigrantes africanos occidentales. Durante los últimos quince años, la emigración legal de África a los Estados Unidos ha tenido una tasa de aproximadamente 50,000 por año. Esta significativa afluencia de emigrantes ha elevado el porcentaje de gente africana nacida en el extranjero al cuatro por ciento, solo en los Estados Unidos. Muchos africanos migran a ciudades como Washington DC, Atlanta y Los Ángeles. Sin embargo, un gran número se establece en áreas de la ciudad de Nueva York.

417-866-3313   ©2020 by Global Initiative: Reaching Muslim Peoples  
Proudly created with Wix.com