Sueño abrahámico: ¿Es Abraham un punto de unidad para el judaísmo, cristianismo e islamismo?

Mark Durie

2020. Vol. 6: Noviembre/Deciembre

La afirmación es que Abraham es “compartido” como un punto de origen común por las tres religiones monoteístas, y le mencionan como su identidad compartida dirigido a indicar que estas tres creencias están vinculadas en algún tipo de continuidad teológica.

Evoca una fantasía, que además de ser un mito pertenece a una utopía andaluz, en la cual las tres religiones viven una junto a la otra en una coexistencia pacífica. El ideal abrahámico ofrece un seductor escape de los temores arraigados sobre el enfrentamiento de los pueblos. Suaviza el camino para la aceptación de profundos cambios espirituales, una invitación a Europa para cambiar de una
identidad histórica “judeo-cristiana” hacia una “identidad abrahámica”, en la que el Islam ya no es visto como algo extraño, sino como nativo del Occidente. Funciona como un puente para la islamización del Occidente. El uso del término “abrahámico”, en referencia a las tres creencias, realmente solo se despegó por miedo en los años posteriores al 9/11.